¿Qué nos han contado estas Navidades sobre alimentación?

Tras la vuelta de las vacaciones de Navidad hemos querido repasar qué ha sido noticia estas fiestas, ¿Qué hemos visto en nuestras televisiones?  ¿De qué han hablado los Dietistas-Nutricionistas estas Navidades? ¿De qué se ha hablado en las RR.SS?

Campofrío “nos llena de emoción”

Como cada año, la empresa Campofrío lanza su tradicional anuncio lleno de emociones, personajes famosos, con un tono humorístico y melancólico. Pero, ¿nos hemos dado cuenta del mensaje emocional que transmite? “Que nada ni nadie nos quite nuestra manera de disfrutar de la vida”. ¿Creéis que se puede “disfrutar de la vida” promoviendo el consumo de carnes procesadas todos los días?¿Creéis que este tipo de anuncios son idóneos para la población infantil? Nosotras creemos que no.

En 2016, la Agencia Internacional de Investigación sobre el Cáncer (IARC) clasificó a la carne procesada como carcinógeno para los humanos, siendo causa del cáncer colorrectal. Asimismo, aconsejó evitar su consumo, ya que cada porción de 50g de carne procesada (fiambre, salchichas, etc.) consumida diariamente aumenta el riesgo de este tipo de cáncer en un 18%. Con estos datos, ¿seguiríais ofreciendo este producto a su familia? ¿lo seguirían incluyendo en su lista de la compra? Os animamos a que leáis la Carta que ha escrito nuestra compañera María Neira de Nutriendo mi Cambio a Campofrío, ¡No tiene desperdicio!

Sin Danacol no eres nadie

Repasando más anuncios nos encontramos con otro muy habitual en estas fechas, el famoso Danacol PostNavidades. Entre las frases aparecen algunas como:“¡Cuántos excesos en Navidad!” “¡Y cuánto colesterol!” …”Ahora mira tu colesterol, ¡cuidarte un poco no será suficiente!”… “Para bajarlo (el colesterol), necesito algo más” “El colesterol no avisa, redúcelo a tiempo”…

¿A qué se refiere con “cuidarte un poco no será suficiente”? ¿”Necesito algo más”? Recientes estudios, afirman que en la mayoría de las personas, la cantidad de colesterol ingerido no afecta significativamente el nivel de colesterol

que se muestra en la analítica. Pero si tuviéramos que “necesitar algo más y cuidarnos un poco”, bastaría con llevar una alimentación saludable rica en alimentos de origen vegetal (frutas, verduras, frutos secos, legumbres y cereales integrales) y reducir el consumo de azúcares, cereales refinados (pasta, pan y arroz blanco) sal y grasas no saludables como la de palma o las hidrogrenadas. Y dejar a un lado lácteos azucarados con esteroles añadidos y pensar que una pobre sopa de fideos con garbanzos y dos trozos de carne es el problema de que tengamos el colesterol alto. Además de realizar actividad física de manera continua

¿No has bajado de peso? ¡Despedido!

Y si les dijéramos que, si después de ponerse a dieta durante un año no consiguen el objetivo de peso, les despedimos de su trabajo. Pues esto es lo que pasará si pertenece al cuerpo de la legión. A principios de año, salieron varias noticias (aquí y aquí) comentando que la unidad de élite de la infantería española iba a poner en marcha un plan forzoso para combatir el sobrepeso entre sus miembros. Tras leer las noticias, como Dietistas-Nutricionistas destacamos lo que más nos ha llamado la atención:

. La presencia de medidas disuasorias para aquellos que no cumplan con los objetivos tras la realización de uno o varios controles. La posibilidad de no participar en paradas militares, desfiles de Semana Santa, juras de bandera o charlas; no dejarles participar en operaciones en el exterior o no recibir felicitaciones y premios. La inclusión forzosa en un programa con un especialista en nutrición e incluso expulsarles del Ejército si no han perdido peso, tras un reconocimiento médico. Y ahora nos preguntamos , ¿son necesarias este tipo de medidas para motivar a sus efectivos?, ¿no da la sensación que supone un castigo incluir a los miembros dentro de un programa con un especialista titulado en alimentación? ¿Son necesarias las recompensas para conseguir permanecer en la Legión?

. Se deben someter a un reconocimiento médico que determine su IMC (Índice de Masa Corporal) según los parámetros de la OMS (Organización Mundial de la Salud) dividiéndolos en normopeso, sobrepeso u obesidad. Todos aquellos que tengan un IMC > 27 (sobrepeso) se incluirán en el programa. ¿Es el IMC un buen parámetro cardiovascular? ¿Y la masa grasa? ¿Y la grasa visceral? ¿Y el Índice Cintura-Cadera? Diversos estudios afirman que este último parámetro es el más idóneo para determinar un riesgo cardiovascular

. Bajo el nombre Dieta de adelgazamiento manu militari, se seguirán las pautas que se ven en la imagen. Cualquier Dietista-Nutricionista se llevaría las manos a la cabeza al no ver fuentes proteicas saludables en la comida, por tomar actimel o barritas en la merienda, por promover el consumo de alcohol como la cerveza matizando “no a diario, esporádico” ¿qué frecuencia es esa?, sin ningún tipo de hidrato de carbono integral en ninguna ingesta…

Alto cargos de la legión, ¿no hubiera sido mejor haber previsto esta situación hace tiempo y realizar un programa de fomento de hábitos saludables para TODOS los miembros de la Unidad? Nosotras creemos que sí

Roscón de Reyes, ¡Sí, con azúcar sí!

Y que sería un Día de Reyes sin su tradicional Roscón de Reyes. Pero si este año es “sin azúcar” mejor, ¿no? Sentimos deciros que no. Fijaros en este link que compartió nuestro compañero dietista-nutricionista Pablo Zumaquero en el que, curiosamente entre sus ingredientes lleva Sirope de ágave, un tipo de azúcar. No se leyeron antes las declaraciones nutricionales 🙂

Pero no nos quedemos ahí. Cuando la población lee “sin azúcares” lo relacionan con saludable, sin leer el etiquetado. Como dice Alex Oncina en la publicación que realizó en su facebook, productos etiquetados con“light”, “sin azúcares”, “bajo en grasa” producen en la población el llamado “Thought Effect” (Efecto Halo) provocando un mayor consumo de estos alimentos envasados, a los que, en ocasiones, se les han añadido otros ingredientes para que sean más palatables. Lo mismo ocurre con el turrón “sin azúcares”. El próximo año fijaros en los ingredientes y valorar si preferís disfrutar de un pequeño trozo de turrón tradicional cuyo principal ingrediente es la almendra (sabiendo que es un producto rico en azúcares) o media tableta de turrón “sin azúcares” cuyo primer ingrediente es el eritritol. Recordar que DÍA DE REYES es sólo un día al año, por lo que ¿que os parece sin disfrutamos de un trozo “sin remordimientos”?

Con todas estas noticias hemos querido hacer un repaso de algunas de las “barbaridades” que escuchamos y leemos sobre alimentación en épocas tan señaladas como las Navidades y que nos siguen confirmando la necesidad de seguir educando en alimentación y dejar de tener una #sanidadDesnutrida